Jardín improvisado

Por duro que sintamos el camino siempre encontraremos algún oasis para recomponernos. Incluso entre las rocas, a simple vista inertes, podemos vislumbrar un regalo de colores y el asomar de una vida inesperada.

flor
Son para ti, no las he arrancado. Cuando quieras subimos y nos enroscamos a la vera de nuestro pequeño jardín improvisado.

El reto eres tú
Manu Sansegundo Romero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s