Día 39: en popa a toda vela

Sierra Blanca1

Los días pasan y veo cada vez más cerca el final del túnel y cada vez veo más lejos la operación del pasado agosto. Me habían operado la rodilla izquierda (rebautizada como ”la buena”)dos veces hace unos años, por diferentes motivos y no recordaba haber sufrido dolor como en aquella ocasión. “Te olvidarás pronto de los dolores, los días sin dormir y la deformidad de la pierna” me comentaron varias personas. Ahora me río y desde la distancia veo el vaso medio lleno. Dudo que se me olvide pronto, y si lo hago será sólo a nivel consciente. Somos capaces de enterrar episodios traumáticos si nuestra supervivencia nos lo exige. El ser humano es una especie superviviente y el deporte sólo una manera más de luchar contra nuestros limites.

Después de ver al Doctor Sanchez Barbero el pasado día 27 de febrero, mis sensaciones siguen siendo las mismas o mejores. Su diagnostico es positivo: buena cicatrización, buena flexibilidad, buena movilidad y no tengo dolores. Prometió devolverme sano y salvo. Hay frases que sin saber bien porque tienen mayor peso y fuerza en tu mente: “Muy pronto vas a estar por ahí corriendo”, palabras textuales. Esa palmadita en la espalda sigue resonando en mi cabeza. Su siguiente pregunta fue, ‘¿cuando operamos? ‘.Siendo prudente y sabiendo que tengo unas cosas pendientes que hacer hemos decidido cerrar el trato para finales de abril. Buen negocio para todos evitando la peor parte en medio del verano.

Cuanto más cerca te ves de tu último escalón más ansioso puedes llegar a sentirte. Es extraño pensar que en vez de encontrarme más sereno quieres llegar más rápido, más fuerte a tus objetivos, pero cuando te apresuras, un paso en falso puede llegar a ser devastador. Así que toca seguir con la fórmula “vístete despacio que tenemos prisa” e intento no saltarme ninguna fase.

Llevo siete sesiones de rehabilitación a mis espaldas en esta última etapa. No hago nada extraño que no conozcamos todos los que hemos sufrido alguna lesión de rodilla. Ejercicios isométricos, contracciones, elevaciones, electroterapia.. básicamente la potenciación de los cuádriceps e isquiotibiales. Los dos últimos días he hecho el trayecto a la clínica en bici. Tenía algo de miedo pero la rodilla ha respondido con suavidad, sin dolores y con una ‘bienvenida’ sensación de cansancio. Entre ida y vuelta unos 27 km por día. Esa cifra puede llegar ayudarme a completar 135 km por semana, que dadas las circunstancias considero bastante decente y a la que pronto añadiré algunas horas de natación. Me he prescrito varias sesiones de “Montañoterapia”, haciendo senderismo por la Sierra Blanca, un hermoso escenario que tienen los ciudadanos de Marbella a sus espaldas. No puedo evitar sentirme agradecido por el ambiente envidiable que me rodea: las olas del mar que azotan la orilla a mi izquierda y la belleza de la La Concha a mi derecha. Como si de una radio se tratara de vez en cuando oigo en entre mis pensamientos una frase que se repite constantemente en mi mente y que resume mis buenas sensaciones: ‘viento en popa a toda vela..’

Gracias Esprocenda

LA CANCION DEL PIRATA

Con diez cañones por banda,
viento en popa, a toda vela,
no corta el mar, sino vuela
un velero bergantín.
Bajel pirata que llaman,                 
por su bravura, el Temido,
en todo mar conocido
del uno al otro confín.

  La luna en el mar rïela,
en la lona gime el viento,               
y alza en blando movimiento
olas de plata y azul;
y ve el capitán pirata,
cantando alegre en la popa,
Asia a un lado, al otro Europa,          
y allá a su frente Stambul:

  «Navega, velero mío,
sin temor,
que ni enemigo navío
ni tormenta, ni bonanza                  
tu rumbo a torcer alcanza,
ni a sujetar tu valor.
  Veinte presas
hemos hecho
a despecho                               
del inglés,
y han rendido
sus pendones
cien naciones
a mis pies. 

  Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

  Allá muevan feroz guerra               
ciegos reyes
por un palmo más de tierra;
que yo tengo aquí por mío
cuanto abarca el mar bravío,
a quien nadie impuso leyes.              

  Y no hay playa,
sea cualquiera,
ni bandera
de  esplendor,
que no sienta                            
mi derecho
y dé pecho
a mi valor.

  Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,            
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

  A la voz de «¡barco viene!»
es de ver
cómo vira y se previene                  
a todo trapo a escapar;
que yo soy el rey del mar,
y mi furia es de temer.

  En las presas
yo divido
lo cogido                                
por igual;
sólo quiero
por riqueza
la belleza
sin rival.                               

  Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

  ¡Sentenciado estoy a muerte!           
Yo me río;
no me abandone la suerte,
y al mismo que me condena,
colgaré de alguna entena,
quizá en su propio navío.                

  Y si caigo,
¿qué es la vida?
Por perdida
ya la di,
cuando el yugo                           
del esclavo,
como un bravo,
sacudí.

  Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,              
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

  Son mi música mejor
aquilones,
el estrépito y temblor                   
de los cables sacudidos,
del negro mar los bramidos
y el rugir de mis cañones.

  Y del trueno
al son violento,                         
y del viento
al rebramar,
yo me duermo
sosegado,
arrullado                                
por el mar.

  Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.»

El Reto Eres Tú
A.J. Freire

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s